Cómo sacar el máximo provecho a un gato hidráulico

gato hidráulico

Los coches son máquinas que requieren al menos cada cierto tiempo un adecuado mantenimiento para asegurar su buen funcionamiento, por tal motivo, contar con un gato hidráulico, especialmente un taller de mecánica, es una acertada decisión para agilizar el proceso, hacerlo de manera segura y con una máxima facilidad.

Una de las ventajas de los gatos hidráulicos es que se utilizan para acciones o recambios que requieren una gran capacidad de carga o, en algunos casos, en cargas medianas, pero que sea indispensable accionar con facilidad y mayor velocidad. Además, a diferencia de otros elevadores, estos ocupan menos espacio, pueden ser utilizados por todo el personal y también actúan a distancias considerables.

La única desventaja que se presenta al momento de utilizar un gato hidráulico bajo un vehículo es que, primordialmente, debe instalarse correctamente, pues, de lo contrario, podría ocasionar un accidente. Para evitar cualquier inconveniente, a continuación, encontraremos algunas recomendaciones para saber usarlos, sacarles el máximo provecho y encontrar mejoría a una avería de un coche.

Cómo manipular y sacar el máximo provecho

Unos de los primeros pasos que no deben omitirse es ubicar el gato hidráulico en algunas de las superficies del coche, no obstante, es apropiado tener en cuenta que debe ser en un lugar plano y que no se preste a deslizamientos, es decir, un soporte bien firme. Seguidamente, existen manuales para la manipulación de estos objetos y, por lo general, varían según la marca, así que hay que saber esta información para lograr una reparación segura.

Otro paso imprescindible es poner freno de mano al vehículo dado que, aun cuando este esté en reposo, alguna acción en sus partes internas puede desencadenar un deslizamiento. Para ahorrar un problema mayor, entonces sería ideal asegurar muy bien y luego empezar con la respectiva revisión.

Un ultimo paso para asegurar una mayor protección, es poner un neumático o tronco de madera bajo el coche, puesto que así se sostiene todo el peso y es más sencillo configurar el elevador hasta que esté en un lugar estable.

El funcionamiento de los elevadores es algo que todos deben saber, no importa si se trata de profesionales en un taller de mecánica o particulares. Una avería puede surgir en cualquier momento, por lo tanto, es una necesidad contar con una correcta preparación en cuanto a su uso.

 

Deja un comentario