Bodas al aire libre y fuentes de fondue: una combinación perfecta

Normalmente las parejas que eligen las bodas al aire libre les encanta el contacto con la naturaleza, los estilos de ensueño y ese cierto gusto por lo dulce, pues son elementos que encajan a la perfección. Sin embargo, con respecto a este último elemento, esta vez no nos referimos a las selecciones de pasteles, mini tartas o bocados exquisitos, sino a las amadas fuentes de fondue de chocolate, las cuales proporcionan un increíble toque especial a cualquier evento.

No hay nada más agradable que compartir la unión de dos personas que se aman en un lindo jardín, con bellas flores, aromas naturales y disfrutando con deliciosos sabores que combinan lo amargo de las frutas cítricas, las fresas, el plátano junto al chocolate. Hay quienes prefieren la practicidad para este tipo de eventos, pero no hay que negar que se trata de una degustación irresistible.

Las fuentes de chocolate blanco o negro son un plus en las bodas al aire libre. Los niños y las personas mayores no tendrán tiempo de aburrirse si el banquete pone a disposición esta apetecible opción. Cuanto más grande sea el fondue, más espectacular y entretenida la ocasión.

No obstante, para lograr que este encuentro entre el placer y los invitados sea realmente una combinación perfecta, hay que tener ciertos aspectos en cuenta, y más aún cuando se trata de ambientes naturales en los que los animalitos o la higiene pueden estropear la diversión.

Tips para un deleite impecable

  • Contratar un personal calificado que se encargue de realizar el montaje adecuado de las frutas, poner servilletas, lavar las vajillas y mantener el lugar pulcro para que todos puedan degustar.
  • El aire libre oxida rápidamente las fresas, los plátanos, el kiwi, el melón y la piña. Para ello, es conveniente contar de antemano con un lugar de refrigeración para mantener en buen estado los alimentos.
  • Invitar a probar una vez que los novios estén en la recepción, así los allegados tendrán la oportunidad de comer si gustan y no demasiado tarde, cuando la celebración haya culminado.

Los postres son esenciales en las bodas, y si esta propuesta es oportuna con el presupuesto y las preferencias de los futuros esposos, entonces ¿qué esperar? ¡Todos a probar el delicioso placer del cacao!

 

Deja un comentario