Los escolares aprenden a seguir una alimentación sana

0

Un total de 165 escolares de los colegios La Estela de Zurita, Eutiquio de Parbayón, Virgen de Valencia de Renedo y Antonio Robinet de Vioño, con edades comprendidas entre 3 y 12 años, ha participado en la primera fase del programa sobre hábito saludables organizado por la Concejalía de Sanidad, centrado fundamentalmente en la alimentación y la actividad física.

El concejal de Sanidad en el Ayuntamiento de Piélagos, Santos Muriedas Solar, ha informado de que el programa continuará próximamente en los colegios Bajo Pas de Puente Arce y Las Dunas de Liencres para conocer el estado nutricional de los escolares del municipio e introducir conceptos básicos en el entorno escolar y familiar sobre alimentación y sobre los hábitos y el estado nutricional en la actualidad en España.

En el programa se ha realizado un estudio detallado de los participantes, analizadndo tanto su peso y talla como sus hábitos de alimentación y de deporte. Además, los niños han participado en diversos talleres y se ha tenido una charla informativa con los padres, a los que se ha informado de los resultados del estudio para que puedan adoptar las medidas oportunas para “conseguir una alimentación saludable en familia”, según explica el edil.

La nutricionista Elena Martínez y sido la encargada del proyecto, en el que los talleres se han dividido en bloques temáticos en función de la edad de los participantes. Así, los niños de 3 a 7 años han conocido los alimentos y se han familiarizado con los distintos grupos y las frecuencias de consumo de cada uno de ellos. Por su parte, los escolares de 10 a 12 años han aprendido a implicarse y tomar decisiones sobre su alimentación, para lo que se ha puesto a su disposición los conceptos básicos de una alimentación saludable.

Igualmente, los talleres han tratado de desterrar la idea de la alimentación y el deporte como herramienta estética, aportando a los escolares del municipio un pequeño conocimiento de salud para que conozcan y se impliquen en mantener hábitos saludables, además de evitar otros comportamientos o trastornos de la alimentación.Para ello, se ha contado con la colaboración del entorno familiar, incidiendo a los padres en que “hay que procurar hablar, enseñar, invitar a probar y sobre todo participar con los hijos de los hábitos alimentarios, pues los niños necesitan y deben implicarse en la cocina, conocer los alimentos y aprender a cuidarse como forma de vida”, tal y como concluye el concejal de Sanidad de Piélagos.